Brasil, más allá de los veinte céntimos y con las redes sociales por bandera


No ha  bastado para frenar las protestas que recorren las principales calles de Brasil  que el Gobierno haya frenado la subida del precio del transporte ya que el descontento popular ahonda más allá de este problema. Las protestas que comenzaron con un tonto algo violento para dar paso a un recorrido pacifista y que se conoce como el movimiento de indignados está tomando ciudades del mundo, como ya lo hizo en su día en Madrid,  tiene como una de sus más importantes particularidades el uso de redes sociales.

Sin ir más lejos, el Wall Street Journal define a Brasil como la capital social del universo por la gran cobertura que se le está dando a este evento vía social media y el éxito que está generando. Según este mismo medio, el uso de Facebook en el país crece a una media de 208% a 535 minutos y un estudio de  eMarketer Inc afirma que en cuatro años los usuarios presentes en Youtube y Facebook aumentarán en 4 billones.

606x341_228620_protestas-en-brasil-contra-el-dispendiAsí que no es tan rato encontrar en Twitter frases en las que no solo se anima a la gente a expresar sus opiniones y a unirse a las protestas, sino también a revindicar su poder en las redes: “Idiotas, no entendéis que el mundo ha cambiado. Tenemos móviles y redes sociales. Será más difícil engañarnos!”.

Pero por otro lado, no existe en Brasil una opinión dominante ni un líder que guíe las marchas por lo que esto también está generando un colapso en la red. La cantidad de hashtags que emergen al día son incontrolables al igual que páginas y vídeos en Youtube por lo que el número de opiniones son infinitas. Como explica Ángela Alonso socióloga en la universidad de Sao Paolo: “Este es el precio del crecimiento. En este caso no hay un movimiento centralizado en la red y dificulta el control de lo que sucede”.  Esto es solo una señal más de que corrobora  incluso en redes sociales se necesita un plan estratégico para iniciar cualquier campaña, sea de la índole que sea, incluso política.

Prueba de ello es este vídeo que se colgó el pasado martes y está recorriendo los muros de Facebook de muchos países. En él Carla expone sus razones para no ir a la Copa del Mundo, como la gente que se le ha echado de sus casas para construir el complejo que acogerá el evento. Pide más educación, más lucha contra la corrupción y la pobreza y menos lavado de imagen internacional. No tiene desperdicio:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s