La vida es un… ¿milagro?

Pobreza en EspañaEl otro día vi una película realmente mala pero de la que retuve una gran frase: cada día de la vida es un milagro. Qué bien suena. Tan optimista y ajena  al sufrimiento.

Esta mañana he ido a correr al parque que está debajo de la casa de mi chico y en menos de 200 metros tres personas durmiendo en la calle. Entonces he pensado, ¿creerán ellos que esta vida es un milagro?

Y es que para los que lo tenemos todo cualquier frase humanista al estilo Coelho  nos enternece. Todo eso tan malo que sale en la televisión nada tiene que ver con nuestro mundo.

Incluso a mí, que me he involucrado por cortas temporadas en lugares inmersos en la pobreza, me cuesta hablar de ella sin sentir lejanía.  Mira que tantas veces me han dicho: ¿quieres ver pobreza? No hace falta ir a África, solo tienes que pasear por las calles de Madrid. Muy  cierto.

La pareja que duerme todo el año en la acera de la calle: pobres. Los nigerianos de la puerta de mi curro y a los que todo el mundo maldice por su supuesta pertenencia a mafias: pobres. Un par de mujeres rumanas  sentadas en el suelo caladas en  los días de lluvia, también son pobres. Pobreza y más pobreza.

A pesar de que se dice que el final de la crisis comienza a vislumbrase, España tiene cifras que deberían avergonzar a los políticos, sobre todo cuando las usan para hacer de ellas caridad en vez de un derecho humano: de los 46,77 millones de habitantes de España, 10 de ellos son pobres, 2,2 millones trabajan y siguen siendo pobres y 720.000 personas no perciben ningún tipo de ingreso.

Por eso cuando me preguntan a quién voy a votar no tengo ni idea porque no hay ni un solo partido que haya establecido un programa en firme para acabar con esto. Siento vergüenza de aquellos que en plena campaña electoral aparecen triunfantes después de aplicar duras medidas de austeridad que solo han hecho acentuar la desigualdad y la pobreza, favoreciendo solo al capitalismo.

Así que puede que los verdaderos milagros de la vida estén ocurriendo en este preciso momento, pero desde luego no para todos.  Quizá sea un trabajo global el que muchas personas puedan acceder a una porción de esa parcela milagrosa que se llama vivir en condiciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s