Lejía para los negros

black-skin-bleachingAl igual que entre la raza blanca existe la obsesión por estar moreno, entre la raza negra existe el culto por estar blanco. No existiría más problema en esto que una mera obsesión de belleza por alcanzar estereotipos impuestos. El problema nace cuando el blanquemiento se hace porque el color de la piel les hace sentir más bello y seguro, y sobre todo: respetado.

Sudáfrica está encasillada como la nación arcoriris de Mandela, donde cada uno está orgulloso de su raza y su herencia. Pero para algunos sudafricanos, ser “demasiado negro” no parece falicitarles las cosas.

Un reciente estudio de la Universidad de Cape Town afirma que una de cada tres mujeres en Sudáfrica utiliza algún metodo para aclarse la piel simplemente porque prefiere tener la piel blanca. Por lo que no sería demasiado arriesgado afirmar que si ellas hubieran tenido la oportunidad de elegir, hubieran nacido blancas. Existen en África decenas de tratamientos que contienen productos nocivos para la piel, incluso lejía, que pueden provocar hasta cáncer y leucemia sin contar todos los problemas que acarrea para el tejido cutáneo. Mujeres que han sufrido daños por el uso asociado a estas cremas hacen campañas para evitar que algo similar les suceda a otras personas. Además, los médicos advierten que está en aumento el uso de estos productos entre mujeres ya que el servicio dermatológico del hospital de Dakar ha pasado a atender 200 consultas semanales.
En algunas partes de África y Asia, las mujeres de piel más clara son consideras más bellas y exitosas, así como tendrán más posibilidades de encontrar marido.

El origen de esta creencia no está del todo clara, pero los investigadores lo han relacionado con el pasado colono africano y el auge de la belleza de la piel blanca.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado que un 77% de las mujeres en Nigeria usa estos productos blanqueantes de la piel, seguidas por un 59% en Togo, un 35% en Sudáfrica y un 25% en Malí.

La triste realidad de todo esto es que está horrible técnica que ya se extiende entre los hombres y que las secuelas menos agresivas  que deja son las quemaduras en la piel, no es mas que una forma de intentar huir de sus raíces. Muchos de ellos recibían estas mismas cremas de manos de sus propias madres con el objetivo de que su piel no fuera tan”negra” para recibir insultos y sí lo suficientemente “blanca” para ser mínimamente respetados. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s