Rajoy, piense por sí mismo

Las políticas que importan están ocurriendo en las calles no entre los muros del Congreso ni el Senado. Cada día se ven en la televisión, se escuchan en la radio y se leen en los medios  la cantidad de protestas contra el sistema cada vez  más resquebrajado. Y, ¿qué hace Rajoy? Pedir disculpas mientras sigue fiel las órdenes de los que quieren cubrir sus deudas en el centro del continente.

Las consecuencias están siendo nefastas para una de las peores crisis de la Historia. Estamos presenciado un encogimiento de la habilidad para pensar diferente o incluso ampliamente. Totalmente sumiso y sin ningún tipo de carisma. Hace unos años veíamos en el televisor, atónitos, las imágenes de lo que ocurría en Grecia y ahora son otros países los que nos contemplan de igual modo a nosotros. Desde las revueltas en las aulas valencianas hasta la huelga general del pasado 14 de noviembre, y parece que esto no es nada para todo lo que nos queda por presenciar. Mientras, por el camino vamos engrosando escalofriantes cifras:

Aumenta el número de parados que ya supera el 25% y se estima que en 2013 serán más de 6 millones las personas que quieren trabajar y no pueden.

También los españoles que viven en la precariedad y que ya suman la escalofriante cifra de 20 millones. Que el 44% de la población viva con unos ingresos inferiores a 12.000 euros tendría que quitar el sueño al Ejecutivo y hacerlo trabajar para buscar soluciones para este supuesto Estado del bienestar. Si a los datos les sumamos el cumplimiento de las expectativas  de desempleo, los niveles de pobreza a los que se expone el país son alarmantes, al igual que la cada vez más notoria diferencia entre pobres y ricos, dando lugar a la desparición de la clase media.

¿Y qué decir de la nueva moratoria que ha aprobado el Gobierno para frenar los deshaucios y la cantidad de vacíos legales que trae consigo dejando desamparados a muchos colectivos? Joaquim Bosch, portavoz de Jueces para la Democracia, explicaba que en realidad esta “moratoria” es solo una demora del deshaucio en el que se acumulan los intereses y deja sin revisar varias cláusulas como que la familia no tiene derecho a la moratoria cuando la vivienda no pertence a un banco sino a una inmobiliaria o a un tercero o cuando tiene dos hijos  en vez de tres  aún siendo  más pobre que la segunda . En este sentido, desde 2007 ya vamos por los 350.000 desahucios, aunque el subsecretario de Economía y Competitividad,  Miguel Temboury, insista en  que los de primera vivienda son muchos menos, algo se está haciendo tremendamente mal para que haya una media de 540 desahucios diarios.

La palabra democracia se pierde con cada una de las reformas que nos impone (aunque ya lo hace gobernando en mayorías).  Sin ir más lejos, miremos a nuestros vecinos portugueses. Cuando el Primer Ministro Pedro Passos Coelho anunció un aumento entre el 11% y el 18% en la seguridad social como parte de los recortes de 78 millones de euros, Portugal estaba siendo testigo de una de las mayores demostraciones de dictadura desde 1974. En España no andamos lejos de acciones como las de Portugal.

Si no queremos acabar en una sociedad donde la mayoría esté viviendo en la calle y sin recursos de ningún tipo para subsistir no podemos aceptar, señor presidente, su discurso de que no tiene alternativa y tendremos que seguir oponiéndonos a sus reformas aunque usted no quier o parezca  hacer caso omiso a nuestras réplicas. Pero tiene que haber otra manera, señor presidente y séquito acompañante, una manera que a lo mejor le fuerce a pensar por sí mismos y a tener mayor autonomía e integridad, desprendiéndose de las faldas de Lagarde, Merkel y cia y mirando hacia su pueblo que es por la política que defendió en campaña.

Aquí estaremos recordándoselo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s