La sombra del SIDA en nuestros pies

Esta semana recibía una terrible noticia familiar: una tía por parte materna moría a causa del SIDA. Y  no lo hacía directamente por la enfermedad contra la que luchó más de 15 años, sino por una neumonía que la fulminaba fruto de las bajas defensas que el SIDA le había dejado. Para mi es morir de SIDA por mucho que digan que ya nadie en Occidente muere de esta enfermedad.

Yo apenas la conocía porque marchó de la zona hace muchos años y mi madre es la que sufre el dolor de saber que su hermana pasó los últimos días de su vida sola en un hospital sin que nadie estuviera a su lado. Pensaba que morir solo era una de las mayores desgracias de este mundo, pero alguien me corregía ayer asegurándome que lo peor es vivir sin nadie,  y le doy la razón.

Después de conocer esta muerte marchaba en el metro y una mujer de unos 40 años, descalza y con apariencia de no llevar demasiada buena vida, pedía desesperadamente dinero para vivir aunque sus brazos escuálidos y manchados parecían revelar otro destino para ese dinero. De nuevo hablaba de  soledad y de que no tenía a nadie. Pensé que quizá podría correr la misma suerte que mi tia. Una señora a mi lado me decia que no le daba dinero porque lo usaría para drogas y aunque la mujer le daba a la señora pena ésta última no le iba a pagar las supuestas dósis para las que mendigaba. Quizá tuviera razón, yo tampoco le di nada. Toda esta escena me trajo a la mente de nuevo la palabra SIDA. Drogas, soledad, SIDA.

No necesariamente ha de darse esta fórmula para que haya VIH y no  necesariamente han de ser drogatictos. Cada año aparecen tan solo en España más de 3500 casos y ha ido en aumento en el colectivo gay ya que conforman un 46% del total de infectados. Es cierto que la cifras de contagios ha descendido y son buenas noticias pero según el informe  de VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA DEL VIH/SIDA EN ESPAÑA, la mayoría de los contagios se producen por relaciones sexuales seguido de inyecciones por agujas infectadas.

Pero mi tia ha muerto de SIDA y cada  15 segundos hay una persona en el mundo que muere por el mismo motivo.33 millones de personas viven con VIH. Por lo que sí,  hay mucha información al respecto pero todavía queda mucho trabajo.

Ojalá nadie en el mundo viviera solo.

Para RME. Porque me ayuda a ser mejor persona con pequeñas cosas y a luchar contra la soledad. Gracias

Anuncios

2 comentarios en “La sombra del SIDA en nuestros pies

  1. Aunque la soledad nunca es buena compañera, comparto la opinión de que es mucho más duro caminar sólo, que pasar sin compañía los últimos días de tu vida, ya que lo difícil es hacer el camino y de la mano de alguien todo parece siempre más sencillo.
    Lamentablemente, el SIDA es un compañero demasiado asiduo, especialmente en África, donde lo que hay es mucha hipocresía y demasiados intereses políticos y económicos como para poner los medios suficientes.
    Gran post Nuria!
    Ánimo y siempre adelante!

    Me gusta

  2. Habría que preguntarse porqué hay determinados colectivos conservadores que todavía hoy, en pleno siglo XXI, siguen negando el uso del preservativo. A quién hace daño utilizarlo??El sexo no hace daño a nadie y no se va a acabar nunca. Es hipócrita y un anacronismo ponerse la venda y no ver que los anticonceptivos son necesario, para evitar embarazos no deseados, como publicabas tu anteriormente y, sobre todo para prevenir enfermedades. La de muertes que se podrían evitar aquí…y sobre todo en África!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s