El pueblo de Mauritania caminará hacia la libertad

Mauritania tiene una población de unos 3,4 millones de habitantes. De ésta, en torno a un 10% o 20% sigue sometida a la esclavitud. El gobierno mauritano se comprometió en 1981, cuando la esclavitud fue oficialmente abolida, a erradicar esta práctica,  pero no fue hasta el 2007  este  abuso y vejación  se convertía en todo el Sáhara realmente en un crímen.

Desde entonces solo se ha juzgado a una persona en Mauritania  por cometer este delito, tan solo a  una,  mientras otras tantas se siguen conviertiendo en dueños y propietarios de las vidas de sus semejantes.

Me ha  sorprendido y he tomado como base para escribir este post un gran reportaje de la CNN:  “Slavery’s last stronghold” . Me impacta el miedo que la gente de Mauritania tiene al hablar de la esclavitud y cómo el  ministro de desarrollo rural  responde que todo el mundo es libre en su país  ante las preguntas del periodista intentando ocultar la realidad de un pueblo oprimido y extorsionado.

La gente está asustada no quiere hablar y los periodistas tienen que llevar acabo entrevistas en secreto para desentrañar lo que ocurre. Y digo en secreto porque  a los periodistas de la CNN  el gobierno mauritano  les asignó un Ministro de Comunicaciones para asegurarse que no mencionaran el asunto cuando comenzaron a elaborar el reportaje.

Hay una frase que con la que el redactor plasma perfectamente lo que acontece: “En Mauritania, los grilletes de la esclavitud son tanto mentales como físicos”.

El reportaje narra asombrosas historias tanto de esclavos como hasta la de un amo. La de un hombre que eligió siendo un niño a su siervo como  regalo, “como si fuera un juguete”. En el otro lado, el que más duele, relatos de personas que han dormido con animales, que han visto a su hijos  morir por atender a sus “propietarios” , que han sido objeto de caprichos, un reportaje espectacular pero que te deja con la vaga impresión de que poco se puede hacer por cambiar la situación.

Pero es una sensación totalmente errónea.

Se puede hacer mucho y tú puedes formar parte de este proyecto.

Desde firmar una petición  aqui para que la Casa Blanca y el Congreso de los Estados Unidos dejen de ayudar al gobierno mauritano ya que éste apoya esta acciones, hasta planes más complejos como el de SOS Slaves. Este proyecto se financia en gran medida con donaciones y prepara a 30 mujeres que han escapado de la esclavitud con sus hijos y ahora viven en una cabaña alejados del perligro. En el refugio se les enseña a cocinar, a sembrar, cultivar y a ser autónomas para que en un futuro puedan tener sus propios negocios.

Anti-slavery es otra ONG que con la ayuda de donaciones yla  aportación de miembros lucha contra la esclavitud en todos sus campos (doméstica, laboral, infantil) y centra gran parte de sus esfuerzos en Mauritania.

Es cierto, que el camino a la libertad en este país africano es largo y nosotros podemos hacer lo que está en nuestras manos y una diminuta muestra de ello es lo que presento aquí.

Hablar sobre un tema y repetirlo no sirve para acabar con la epidemia pero al menos consigue que se conozca y que haya un mayor sensibilización. Tenemos una infinita suerte de  haber nacido aquí por eso aprovechemos  esa gran ventaja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s